Encontrar un trabajo y superar las barreras lingüísticas

El programa de UPS ayuda a los que buscan empleo a superar esos obstáculos
Thalia_ABOUT _1440x752.jpg Thalia_ABOUT _768x760.jpg Thalia_ABOUT _768x760.jpg

“Los sueños no se alcanzan a menos que tú hagas algo”.

Para la empleada de UPS Thalia Almenares Lozada, estas palabras han servido como guía en su viaje hacia un futuro mejor: un futuro que comenzó cuando ella, su madre y su hermano menor emigraron de Cuba a los EE. UU. en 2016.

Thalia dijo que su primera prioridad era encontrar un trabajo.

“Fue intimidante estar en un país nuevo, no hablar el idioma y buscar un trabajo”, dijo. “Tenía dificultades para encontrar una empresa que me contratara debido a la barrera lingüística”. 

Esa barrera lingüística, junto con otros obstáculos culturales, es un reto importante para los inmigrantes que buscan empleo. De acuerdo con la organización sin ánimo de lucro Upwardly Global, el 45 % de los inmigrantes recién llegados tienen al menos una licenciatura; sin embargo, dos millones de inmigrantes y refugiados universitarios están desempleados o infrautilizados.

Fue a través de las organizaciones benéficas católicas de Louisville, Kentucky, que Thalia entró en el Programa de trabajo de comunidades internacionales (International Communities Job Program, ICJP) de UPS. El programa ayuda a los refugiados y a los inmigrantes que no dominan el inglés a buscar empleo en las instalaciones de Worldport de la empresa.

“UPS fue una buena opción para mí porque me ayudaron con la barrera lingüística y pude tener un trabajo para cuidar de mi familia y pagarme la universidad. Sin él [ICJP], no hubiera podido lograr todo lo que tengo”, explica Thalia.

Thalia dice que uno de los principales motivos por los que empezó en UPS fue por los beneficios educativos y la posibilidad de licenciarse en la universidad sin deudas. A través del programa Metro College, ha conseguido más de 8000 USD para su educación.

Cuando Thalia fue ascendida a supervisora de operaciones, pudo utilizar su dominio del español para formar y orientar a otros empleados latinoamericanos de su departamento. Ahora trabaja por las noches con el departamento de transporte para que poder participar en el programa de higienista dental de la Universidad de Louisville.

“Trabajar en UPS ha sido un viaje maravilloso”, dijo Thalia. “Cuando empecé, pensé que era imposible estudiar y trabajar, pero solo me quedan dos años para licenciarme sin deudas con ayuda de UPS. He aprendido que si sigues esforzándote por lograr tus sueños, cada sacrificio va a valer la pena”. 

Historias relacionadas

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software